Siempre es necesario saber priorizar pero en tiempos de crisis mucho más. Priorizar es una de las competencias más importantes para la vida. Yo no puedo ocuparme de “absolutamente todo” lo que tengo o debería hacer, ni mucho menos de todo al mismo tiempo.

 

Cualquier cosa que tengo que hacer se puede clasificar en urgente o importante. Lo urgente requiere atención inmediata. Las cosas urgentes me salen al encuentro sin yo pedirlo, me presionan y reclaman una respuesta. Pero demasiadas veces la urgencia no está determinada por mis necesidades, sino por la de los demás. Las hago por complacerles o evitar problemas.

 

Lo importante tiene que ver con mis objetivos y los resultados que quiero conseguir. Cuando algo es importante contribuye a mi misión, fortalece mis valores y me acerca a mis más altas metas.

 

Cuando lo urgente se sobrepone a lo importante yo pierdo mi rumbo, me desvío de mis objetivos, y me dejo arrastrar por la marea del día a día. ¿Cómo pongo lo primero primero? Una herramienta esencial es la Matriz de Covey.

 

 

 

Si en una matriz cruzo los conceptos de urgente y no urgente, importante y no importante, obtengo 4 posibilidades:

 

  • 1) Lo urgente e importe requiere de mi atención inmediata.
  • 2) Lo no urgente e importante requiere que le asigne un día y una hora para hacerlo.
  • 3) Lo urgente pero no importante es necesario delegarlo, y si no puedo tengo que dejarlo para lo último.
  • 4) Lo no urgente y no importante es necesario olvidarlo y eliminarlo de mi lista de tareas.

 

En la medida en la que yo paso mi día centrado en los cuadrantes 1 y 2 soy productivo y avanzo en mi vida, en la medida en la que los paso en los 3 o 4, pierdo el tiempo y me desvío de mis objetivos.

 

El ejercicio de poner lo primero primero, de decidir qué es urgente y qué importante hay que practicarlo todos los días, y poco a poco, sin prisa pero sin pausa me veo avanzando por el camino que he decidido, sorteando los obstáculos que me presentan las cosas urgentes pero no importantes y las cosas sin importancia ni urgencia.

Si crees que te puedo ayudar a encontrar un nuevo trabajo dímelo

Acompaño en procesos de búsqueda, cambio o mejora de trabajo y en procesos de reinvención profesional.