En los procesos de reinvención vital y profesional hay muchos temas espinosos, entre ellos, el apego al pasado, a lo que he sido durante muchos años, a lo que he hecho, que muchas veces se describe como “trabajar de lo mío”.

 

Una forma de abordar el problema es cambiar la perspectiva de “lo que yo sé hacer” a “las competencias que he desarrollado en este trabajo”. Fijarme en las competencias en vez de en las tareas concretas, hace que yo vaya a la esencia de lo que yo sé hacer.

 

Una competencia se define como: la aptitud que tiene una persona, formada por capacidades, habilidades y destrezas con las que cuenta para realizar una actividad o cumplir un objetivo dentro del ámbito laboral, académico o interpersonal.

 

Y el objetivo de este entrenamiento es separar la empresa y el sector concretos de la persona que trabaja en ellos, así consigo que yo pueda “mover” libremente mis competencias de un trabajo a otro, de una empresa a otra y de un sector a otro.

 

Este cambio de perspectiva y este aislar las competencias clave de mi persona se hace a través de diversas herramientas en las que yo soy capaz de ir viendo la evolución de mis competencias a lo largo de mi carrera profesional. Mi currículum se transforma de ser un listado de “lo que he hecho hasta ahora” a “lo que sé hacer en cualquier tiempo y lugar”.

 

Aislar las competencias clave de la persona hace que al trasladarlas a otra tarea en otro trabajo la curva de aprendizaje se acorte sustancialmente, porque yo sólo tengo que identificar qué competencias de las que ya tengo requiere mi nuevo trabajo y a eso añadirle las condiciones específicas que tiene que trabajo, empresa y sector.

 

 

Si crees que te puedo ayudar a encontrar un nuevo trabajo dímelo

Acompaño en procesos de búsqueda, cambio o mejora de trabajo y en procesos de reinvención profesional.